Aprovechando el tirón de las cláusulas suelo, y a raíz del dictado de la Sentencia 705/2015, de 23 de diciembre de 2015, del Tribunal Supremo, se ha comenzado ha estimar en nuestros Juzgados y Tribunales el argumento de la abusividad de la inclusión, en las escrituras de préstamo hipotecario, de una cláusula de gastos, según la cual todos los gastos necesarios para el otorgamiento e inscripción de la escritura de préstamo (Notaría, Registro de la Propiedad, gestoría, tasación del inmueble, impuestos y arbitrios, entre otros) serían a cuento de los prestatarios.

Sin embargo los efectos de dicha nulidad son dispares a lo largo de los distintos Juzgados y Tribunales nacionales: algunos resuelven condenando a la entidad a devolver los gastos de Notaría y Registro, pero no le condenan a la devolución del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. En otros Juzgados se devuelven únicamente la mitad de los gastos de Notaría y de Registro de la Propiedad, etc.

Se hace más necesario que nunca que le gestione su reclamación un abogado especialista en Derecho Bancario. Así, en Gavia Legal conocemos todos los pormenores para este tipo de reclamación, y estamos al día de la última jurisprudencia en cada región, pudiendo tramitarle por muy poco y de la manera más eficaz su reclamación. No lo dude y contacte con nosotros, le asesoraremos gratuitamente.

 


Formulario de contacto